Especialistas en la comunicación digital las técnicas adecuadas

¿Vas dejar el posicionamiento SEO de tu proyecto en manos de profesionales? Cuatro opciones son las principales: armar un equipo SEO inhouse, contratar a una agencia de Marketing, depender de profesionales freelancers que gestionan proyectos por su cuenta o bien trabajar con una agencia especializada en SEO. ¿Cuál es la mejor alternativa?

 

En el pasado, el conocimiento tenía el mismo significado que tiene ahora, lo que sucede es que antes no se le daba el valor que merecía porque había otros bienes tangibles que superaban el valor de este intangible.

El conocimiento siempre fue importante, la única diferencia es que ahora se coloca en primer plano. Lo que cambió no es el valor del conocimiento, si no lo que cambió es el valor que le asigna el mercado.

En la economía de hoy, todo lo que compramos o consumimos tiene una elevada carga de conocimientos depositados. Cuando compramos un pasaje en avión, por ejemplo, no estamos pagando un pedazo de papel que indica número de vuelo y número de asiento. En realidad, estamos pagando lo que hay detrás de ese papel, es decir, lo intangible que no se puede ver ni tocar: el conocimiento depositado en el software de reservas, la tecnología depositada en el avión, la capacitación de los pilotos, el idioma de las azafatas, la capacitación de las personas que están en la atención al público, etc.

Por eso ahora que quiero hablar sobre SEO, la frase que se me viene a la mente es “el saber no ocupa lugar”. Eso me lo decía mi papá cuando no quería estudiar Inglés.

Entonces ya nostalgia aparte, ¿qué sucede con el SEO? Como con cualquier otro servicio, conviene informarse bien para evitar sorpresas. Y es cierto: en muchas ocasiones no vas a tener más remedio que arriesgarte y confiar en un experto o en una agencia de posicionamiento web que ni siquiera conocés… pero también es cierto que si conocés las ventajas y los inconvenientes de cada alternativa tendrás muchas más posibilidades de contratar la opción que mejor satisfaga tus necesidades.

En concreto, las alternativas son cuatro: armar un equipo SEO inhouse, contratar a una agencia de Marketing, depender de profesionales freelancers que gestionan proyectos por su cuenta o bien trabajar con una agencia especializada en SEO.

Las cuatro opciones que mencioné tienen sus ventajas y sus desventajas y, por supuesto, la decisión final se verá condicionada por tus necesidades particulares.

Antes de continuar, quisiera señalar que en este artículo recojo mi opinión personal y que, por supuesto, hablaré en términos generales (por ejemplo, si digo que contratar a un consultor SEO resulta más barato que contratar a una agencia no significa que todos los consultores van a ofrecerte tarifas inferiores…, pero sí  que lo harán en términos generales).

 

Observá, analizá y proyectá

Lo primero que quiero subrayar es que el SEO está en mutación permanente. Tanto cambia que hemos llegado a escuchar que estaba muerto. ¡Lejísimos de eso! Y como toda actividad comercial viva, no permite dejar absolutamente nada librado al azar y especialmente esta exige la actualización constante.

  • Agencias de Marketing: ¿las aliadas ideales?

Una agencia de Marketing puede ser una aliada perfecta, indiscutiblemente, ¿pero cuándo? Cuando iniciamos nuestro proyecto propio y necesitamos nutrirnos de la asesoría multicanal: un poquito de desarrollo de producto, un poquito de Social Media, un poquito de Content Management, un poquito de SEM, un poquito de SEO, un poquito de…

Si tu caso es este, entonces, lo mejor es una agencia de Marketing: le va a dar a tu emprendimiento el empujón más adecuado.

Sin embargo, cuando el proyecto ya está en marcha, el mercado y la competencia van imponiéndote necesidades particulares. Ese es el momento en el que una agencia de Marketing te puede acompañar, pero ya deja de ser tu mejor aliada. Y la razón es simple, aunque… ¡vayamos por partes!

 

  • Frelancers: el equilibrio entre la oferta y la demanda

Quizás en ese momento empezás a considerar la posibilidad de armar tu propio equipo SEO: querés desarrollar un grupo humano profesional que esté dentro de tu empresa para tener control diario sobre él. Genial, pero todavía no tenés los recursos suficientes, entonces elegís un profesional freelancer.

Los freelancers suelen ser una capital invalorable. En muchas casos que conozco, se trata de personas formadas y que, gran parte del saber que tienen, proviene de la experiencia de haber pasado por una agencia. Con un poco de suerte, capaz conseguís un freelancer que se dedique exclusivamente a tu proyecto; los hay muy responsables. Y tal vez encontrás ese adicional de atención personalizada que buscabas al pensar en tu propio equipo inhouse. Además, sin dudas, vas a poder negociar condiciones y vas a contar con una persona relativamente flexible.

Pero como también decía mi papá, todo se acaba. Y de esta ley universal no queda exenta la capacidad máxima de un freelancer, y no porque tenga fallas profesionales, sino porque las exigencias de tu proyecto pueden ser superiores a la capacidad responsiva de una persona.

 

  • Equipo inhouse: ¿el sueño dorado?

Entonces es cuando entra verdaderamente en juego la posibilidad de armar tu propio equipo SEO inhouse. Contás con los recursos para contratar a los mejores. Y esto te va a acarrear muchos beneficios.

Vas a disponer de un equipo de profesionales disponibles para los objetivos que plantees y como vos los plantees, que va a estar ahí ante cualquier eventualidad y, por sobre todo, vas a tener más control sobre el día a día. Además de que se va a tratar probablemente de un equipo comprometido con tu empresa que conoce tu producto o servicio en profundidad y que trabaja integrado a otros departamentos.

Sin embargo, esta opción también tiene sus limitaciones. Vas a tener que lidiar con las frustraciones eventuales de cada empleado, con la falta de pluralidad de perspectivas, con la subcontratación de proveedores y, sobre todo, con barreras personales a la hora de exigir resultados, puesto que, según la mayoría de casos que conozco, estos equipos (reducidos, por lo general) son multitasking.

Y si bien un equipo inhouse puede responder de forma inmediata, siempre es dejando de lado una responsabilidad, además que la respuesta rápida no tiene por qué implicar una solución inmediata.

También sucede que, muchas veces, es difícil poder contar con un equipo de trabajo motivado que pueda diseñar una estrategia de desarrollo escalable a la medida de tus necesidades.En adición, un equipo inhouse suele tener un coste económico elevado. Lo cual no es un problema en sí, siempre y cuando los resultados de la inversión sean tangibles en el mediano plazo.

 

  • Agencias SEO: la mejor opción para las exigencias altas

Y así es como llegamos a la última alternativa: la agencia especializada de manera exclusiva en SEO. En este sentido, el principal diferencial es, como comentaba en la introducción, el conocimiento y la actualización indispensables en esta industria.

Por lo general, las agencias SEO (¡no son muchas!, así que hablo con conocimiento de causa) cuentan con equipos de trabajo sumamente especializados. Esto te asegura un servicio de calidad en términos de potencialidades.

Asimismo, por la dinámica de trabajo diaria, las agencias cuentan con metodologías y procesos de trabajo, lo cual te garantiza la calidad en cuanto eficiencia. Sumado a esto, está el hecho de que tienen experiencia con muchas cuentas y de diversos tipos, y esto significa una reducción del tiempo que deben dedicar a la internalización de aprendizajes.

También la experiencia les otorga amplitud de perspectivas, lo cual, a su vez, se complementa con la presencia de distintos perfiles personales y profesionales. Todas las agencias (¡al menos las exitosas!) entienden que el talento aislado no da frutos; por el contrario, comprenden que lo que se necita hoy más que nunca es la comunicación interna y la sinergia cotidiana.

Esa variedad de perfiles (analistas, asistentes, diseñadores, desarrolladores de producto, seguidores de cuentas, comerciales, creativos, coachs, estrategas, especialistas en contenidos, programadores, profesionales de la comunicación y del marketing tradicionales y, en definitiva, personas con formaciones múltiples) representa una comprensión cabal del mercado y un plus para la asesoría.

Esto perfecto porque tendrás a varios profesionales con experiencia en distintos proyectos, sentados en una mesa pensando en tu empresa, identificando oportunidades, errores, etc. Nada mejor que tener a varios expertos dándole una mirada multidisciplinaria a tu marca, nutriéndose desde varios puntos de vista.

No obstante, contar con diversidad de perfiles profesionales no implica necesariamente una ventaja, a veces puede suceder lo contrario. Ahí es cuando se torna indispensable el talento de los líderes y coachs. El hecho de juntar éxitos, fortalezas y motivaciones sigue necesitando la intervención humana (¡por suerte!).

Otra situación común que me ha tocado experimentar en carne propia a lo largo de mi carrera es que, en muchas agencias, el servicio suele ser poco personalizado, porque lo común es que la carga de trabajo sea muy elevada y no siempre se atiende a los clientes tan pronto como se debería. Esto significa que para estas agencias que procuran llevar a sus clientes al primer lugar, sus interlocutores dejan de estar en el primer lugar en las consideraciones cotidianas, más allá de los buscadores. ¡Error!

La agencia tiene que conocer el producto o servicio que ofrece su cliente como si fuera propio y entender cuáles son los objetivos y los plazos. Y nunca olvidarse de que también debe responder por los objetivos internos de sus interlocutores. Y valor fundamental: recordar que quienes trabajamos tanto de un lado como del otro somos personas.

 

 

 

Fuente: http://www.eduardomartinezblog.com/agencia-seo-vs-consultor-vs-in-house/

 

  1. Definir correctamente las keywords relacionadas con el sitio web, así como los conceptos relacionados, pensando en el longtail, etc…
  2. Crear una estructura amigable para buscadores en un sitio web bien definida desde el principio.
  3. Analizar la estructura de sitios web que compiten con nosotros para términos o temáticas similares.
  4. Definir un estilo de redacción y estructura de contenidos.
  5. Estar al día de las novedades y cambios en el funcionamiento de los buscadores.
  6. Definir y llevar a cabo una estrategia de linkbuildinga través de altas, intercambios, etc.
  7. Utilizar la analítica web y otros medios una vez la web está en producción para comprobar el rendimiento de la estrategia SEO.
  8. Link baiting, distribucion de link juice y otras interesantes cosas que contienen la palabra “link”, amén de procurar popularizar el sitio web a través de social media.
  9. Estudiar, analizar y mejorar una vez tenemos nuestra web funcionando: de donde vienen nuestros enlaces, a donde enlazamos, con qué anchor nos enlazan, porque nos enlazan, etc…

Pruebas, pruebas y más pruebas, tanto onserver como offserver,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *