La gente sigue confiando en las piezas de desguace

Ahora mismo podemos encontrar en la Red de redes un montón de noticias que nos hablan claramente del auge que están teniendo los recambios usados a la hora de reparar los coches de los usuarios. Sin embargo, en el campo contrario, también encontraremos noticias sobre la venta de coches nuevos, lo cual es enormemente paradójico, o al menos así lo vemos nosotros. Y sin embargo nosotros te diríamos que lo segundo es más bien coyuntural y responde claramente a la prolongación, en su octava edición, del plan PIVE. Por el contrario lo de los repuestos de ocasión viene de lejos y se ha consolidado como una manera harto adecuada de conseguir eficiencia a la hora de poner nuestro vehículo, de nuevo, sobre el asfalto.

Está claro que lo que ha permitido que la gente confíe en este tipo de herramientas es la enorme trayectoria que tienen las empresas de recambios usados y lo bien que han trabajado la publicidad a través de la Red de redes. Si al principio de esta crisis era más complicado localizar un sitio de garantías hoy en día podemos estar seguros de poder encontrarlo gracias a que los buscadores, y nosotros mismos, se han ido habituando a lo que la sociedad demanda. Por ejemplo, en lo tocante a los comandos que se escriben a la hora de intentar encontrar un repuesto adecuado, antes era mucho más frecuente elaborar una frase con todos sus elementos, del tipo busco piezas de recambio para el coche. Hoy en día, sin embargo, somos mucho más directos, y escribimos dos o tres palabras, del tipo de piezas desguace, para ahorrarnos tiempo y para que los resultados que nos salgan correspondan con nuestras apetencias y con lo que de verdad necesitamos.

 

Es obvio que a la hora de buscar así, de esta manera, las empresas que mejor posicionadas estén van a lograr un resultado muchísimo más pertinente y lógico. La publicidad en estos casos resulta imprescindible, y podemos decirte que al contrario que la clásica,  esos anuncios que todos vemos en la televisión y a los que nadie hace caso, los virtuales sí que funcionan, al menos a la hora de ir subiendo de puestos a una empresa determinada. De ahí que aquellos desguaces que más invierten en este tipo de promoción son los que se llevan al gato al agua.

Así que sí, en pleno siglo XXI y rodeados de tecnología como lo estamos, ahora mismo la segunda mano sigue teniendo una predicación plena y absoluta. Y cuando todo esto termine  nosotros somos de la opinión de que los recambios seguirán ahí, porque han conseguido algo que resulta enormemente complicado, que es conseguir fidelizar a una masa enorme de clientes y lograr así que éstos puedan recuperar su coche de la mejor manera posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *